Lanzamientos

fondo

Bueno eres, Dios

«Bueno eres, Dios», tema lanzado por Harold Guerra y Elena Witt-Guerra, declara la fidelidad de Dios manifestada a través de su amor incondicional y marca el inicio un nuevo período en la proyección musical de este matrimonio, afirmando el llamado de Dios para ellos. Este nuevo canto de alabanza es lanzado en diversos formatos digitales y formará parte de su primer álbum juntos.

«Bueno eres, Dios» es un pop electrónico lleno de sintetizadores y programación, cuyo ritmo es una fiesta que invita a saltar, lo cual, en esta nueva etapa, contrasta con el pop rock que Harold Guerra venía acostumbrado a tocar. El tema, compuesto por Harold y Carlos Almarza, quien también está a cargo de la producción, surgió a raíz de la situación de salud que ha atravesado en el último año y que afectó fuertemente no sólo a él sino a su familia como un todo. En su corazón nació el deseo de celebrar la bondad de Dios a pesar de las circunstancias que atravesaba.

«Fue literalmente todo lo que mi cuerpo no “quería” hacer», explica Harold Guerra, refiriéndose a la pérdida de energía que experimentó debido a una disfunción del nervio vago que le fue diagnosticada el año pasado. «En mi caso, cuando se enciende la señal que dice “baja las revoluciones”, no se apaga; mis palpitaciones comienzan a bajar al punto en que no llega suficiente oxígeno a la sangre y el cerebro, y pueden venir desmayos, etc.». Postrado en cama, medicado y pensando en que no podía respirar, lo que Harold Guerra escribió era justamente lo contrario: «Me levantarás, de tu mano vivo yo, Jesús… ¿A dónde, a dónde más puedo correr? Sólo en ti, Jesús, encuentro libertad. Eres bueno, poderoso. Eres grande, asombroso».

 «Bueno eres, Dios», refleja a Harold y Elena como líderes de alabanza, respondiendo a lo que Harold llama «el llamado de Dios para nosotros, como familia»«Esto lleva el corazón de Elena y mío. Cambiamos de productor, así que esto cambió las influencias. Lo que cantamos ahora es lo que sale del altar de nuestra iglesia todos los domingos», explica Harold respecto del nuevo sonido de su música. «Ahí fue donde la influencia musical cambió y en cuanto a la letra de la canción, fue sembrar lo que yo anhelaba cosechar en ese momento de mi vida».

La salud de  Harold trajo un cambio total a la dinámica familiar, que también les llevó a un tiempo de nuevas valoraciones: «Mis hijos, el tiempo con ellos, Elena… el ministerio. Pasé un tiempo sin poder cantar ni pararme en la tarima, así que levantar el micrófono después de eso fue algo fenomenal, y que significaba mucho más», recuerda Harold. «Había algo diferente dentro de mí que entendía que no somos eternos, que todo eso puede terminar en cualquier momento».

El tema «Bueno eres, Dios» es lanzado en compañía de un videoclip grabado en Houston en un proceso de tres días. Fue dirigido por el fotógrafo Jessi Peña. La actividad se realiza parcialmente dentro de una caja blanca de tela. También grabaron escenas en la sala de jóvenes de una congregación, invitando a chicos presentes a unirse. Visualmente representa, al igual que letra, vivacidad y fuerza, la confianza de Elena y Harold en el poder de Dios para sostener su vida.